Equipamiento e instalación de granjas avícolas y porcinas llave en mano
+34 976 10 52 11
+34 976 10 40 30
Solicite información

Regulación y control de la ventilación en las granjas

Regulación y control ventilación granjas

La temperatura y el ambiente en el interior de las naves ganaderas es uno de los factores claves que influyen en la productividad, por lo que es una de las variables que deben tenerse bajo control en todo momento.

Tanto para el caso de granjas avícolas como de granjas porcinas, en los últimos años se han desarrollado sistemas de ventilación cada vez más completos, que incluyen ventiladores, sistemas de aireación y diversos complementos, que han demostrado su efectividad en todo tipo de instalaciones ganaderas, mejorando su rentabilidad y productividad.

Los modernos sistemas de ventilación de hoy en día incluyen el control y seguimiento automatizado de las variables principales, lo que permite al granjero estar al tanto en todo momento de los valores que alcanzan, pudiendo realizar las modificaciones oportunas en los casos en los que se produzca alguna desviación en alguno de los parámetros monitorizado.

 

La importancia de una correcta ventilación en las granjas

Mantener la temperatura óptima y una buena calidad del aire y la humedad en el interior de las naves donde están los animales, influye positivamente en muchos aspectos:

  • Mejora el bienestar del animal, que se encuentra en unas condiciones ambientales adecuadas para su buen desarrollo.
  • Reduce la incidencia de enfermedades provocadas por un ambiente poco saludable.
  • Mejora la productividad de los animales, ya que se encuentran en mejores condiciones.

Sistemas de ventilación óptimos para granjas

Los sistemas de ventilación que se instalen en las granjas, deben cubrir una serie de necesidades:

  • Garantizar un adecuado flujo de aire de entrada y salida, que va a determinar factores ambientales como la temperatura y la humedad, claves para un adecuado bienestar animal.
  • Evitar corrientes de aire en lugares de paso de los animales que puedan alterar la temperatura interior y afectar negativamente a los animales.
  • Controlar el grado de humedad en el interior de las naves, evitando la condensación.
  • Mantener estable la temperatura en el interior. Para ello, además de los sistemas de ventilación adecuados, se pueden emplear aislantes térmicos en el techo y paneles laterales. Especial atención merecen casos específicos en los que haya que mantener una temperatura determinada, como es el caso de las gallinas ponedoras, que requieren de una temperatura específica en cada etapa de su vida.

En definitiva, la instalación de un buen sistema de ventilación nos va a permitir mantener la productividad de nuestra granja. Por eso es importante hacer una buena elección del tipo de equipamiento que vamos a necesitar, y de las necesidades de control y seguimiento que vamos a tener que cubrir. En este sentido, el empleo de ordenadores conectados a los sistemas de ventilación permite la monitorización de todo el proceso, y, en consecuencia, un mayor control sobre todo el sistema, evitando fallos que puedan afectar al bienestar de los animales.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies