A todas personas nos preocupa el medio ambiente, y si tú tienes una granja puedes poner tu granito de arena para contribuir a reducir la contaminación de nuestro plantea. Porque hoy te hablamos sobre los residuos ganaderos, ¿Cómo gestionarlos?

Y es que no sólo basta con separar la basura por tipo de material, consumir productos fabricados de forma sostenible y con materiales biodegradables. Sino que también debemos ser conscientes de gestionar adecuadamente los desechos que producimos, como por ejemplo los que se originan en las granjas de cerdos, granjas de aves o cualquier otro tipo de granja.

Reutilización de residuos ganaderos

La reutilización de residuos ganaderos está cada vez más en auge, pues las empresas dedicadas al sector porcino, bovino, avícola, etc, encuentran grandes ventajas en esta práctica; si te sumas a ella conseguirás una mayor rentabilidad y ahorrarás costes.

Así que vamos a ver para qué se pueden utilizar los residuos ganaderos.

Fabricación de abono orgánico

Una de las aplicaciones más interesantes y eficaces en lo que a residuos ganaderos se refiere, es para fabricación de abono orgánico.

Con el estiércol que se forma a partir de los excrementos sólidos y orines de los animales, se pueden fabricar abonos, fertilizantes, humus… Es una gran solución para aprovecharlos y evitar, que sin más, se desechen.

Este abono aporta grandes nutrientes a la tierra, entre ellos fósforo, nitrógeno o potasio. Con lo cual favorece el crecimiento de las plantaciones. Y se utiliza, además de para el sector agrícola, para abonar parques municipales, zonas y jardines privados, etc.

Biogás

Los residuos ganaderos también se pueden utilizar para la producción de combustible, el cual recibe el nombre de biogás. Y se obtiene tras realizar la fermentación de los residuos (deposiciones, orines…).

Esta es otra excelente medida para gestionar los desechos que se producen en las granjas, tanto las deyecciones de los animales como por ejemplo, las camas de heno donde descansa el ganado.

El biogás se puede utilizar para la propia instalación ganadera, como sistema de calefacción por ejemplo, o incluso en hogares para el mismo fin. Es una forma limpia de generar energía y gracias a la cual se ayuda a disminuir la contaminación de nuestro entorno.

Ahora que ya conoces cómo se pueden reutilizar los residuos ganaderos, te será mucho más fácil gestionarlos.

Estamos seguros de que si optas por utilizar biogás como combustible en tus instalaciones, o incluso en tu hogar, tu satisfacción será muy alta; notarás un gran ahorro y la misma calidad que consumiendo otro tipo de energía. Así mismo, si destinas los residuos ganaderos de tu granja a la fabricación de estiércol orgánico.